Talones agrietados y sus cuidados

Los talones agrietados son un signo de falta de atención al cuidado de los pies, es por falta de hidratación y las sequedad puede producir durezas e incluso fisuras. Las fisuras son heridas de corte lineal y afectan principalmente a nivel de la superficie que comprende la epidermis. A veces puede penetrar profundamente en la dermis y se vuelven dolorosas.
El exceso de presión en las almohadillas de los pies, hacen  ampliarse hacia los lados. A medida que la piel que rodea los lados de los pies está seca, ésta se agrieta y causa talones agrietados. La aparición de talones agrietados secos también indican deficiencia de zinc y de ácidos grasos omega 3. 

Las causas y factores que influyen en la alteración son:

  • La piel seca o piel gruesa seca(callo), formada naturalmente alrededor del talón que es más probable que se agriete, es a menudo debido a la actividad excesiva de los pies.
  • Estar de pie prolongadamente en el trabajo o en casa. Suelas duras también pueden causar grietas en los pies.
  • El exceso de peso puede aumentar la presión sobre la almohadilla de grasa normal bajo el talón, haciendo que se expanda hacia los lados, y si la piel carece de la flexibilidad, la presión en los pies conduce a los talones agrietados.
  • Las sandalias abiertas de atrás o los zapatos abiertos permiten que la grasa bajo el talón se expanda hacia un lado y aumenta la posibilidad de grietas en los talones.
  • Las enfermedades y trastornos del pié de atleta, psoriasis, eczema, enfermedad de la tiroides, diabetes y algunas enfermedades de la piel también puede causar a talones agrietados.
  • La exposición continua al agua. El agua, especialmente el agua corriendo, puede despojar a la piel de sus aceites naturales, lo que puede dejar la piel seca y áspera.
  • Estar de pie durante períodos prolongados en un lugar húmedo como un baño, puede causar talones secos y agrietados.


Remedios para paliar la alteración:

Lo primero creo que deberíamos utilizar es una piedra pómez y baño de pies.

Antes de acostarse, remoja los pies en agua caliente con un poco de sal durante 15 a 20 minutos. Luego frota los talones con una piedra pómez, teniendo cuidado de no maltratar las zonas agrietadas. Poco a poco se irán desprendiendo las células de piel muerta, revelando una piel más suave. Después enjuágate los pies y los secas, te pones una crema humectante y te pones calcetines.

También se pueden utilizar éstos productos más naturales:

  • Aceite de coco. Se puede usar aceite de cocodespués de lavar los pies en las zonas secas y agrietadas de los pies. Después de aplicar una capa gruesa de grasa o aceite en los pies, usa un par de calcetines gruesos. Dejando esta aplicación durante la noche sin duda puede dar resultados positivos en unos pocos días.
  • Plátano maduro. Aplicar la pulpa de un plátano maduro en el área seca o agrietada del talón. Dejar actuar durante 10 minutos y enjuague. Este es un simple remedio y se puede utilizar a diario para prevenir y tratar los talones secos y agrietados.
  • Aguacate. La mitad de un aguacate o la carne de la mitad de un coco en una licuadora junto con el plátano para formar una pasta espesa y cremosa. Los aguacates y cocos son ricos en varios aceites esenciales y vitaminas lipo-solubles. Esta pasta ayudará a proporcionar a su piel con las vitaminas y los aceites que necesita para mantener suave y humectada bien. Esta mezcla se puede utilizar tanto como para tratar, así como para prevenir los talones agrietados secos.

Exfoliar los pies regularmente. Evita exfoliantes duros, puedes en su lugar, hacer tu propio exfoliante suave y natural con miel, vinagre de manzana y harina de arroz. Añadir unas cucharas de miel pura a la mezcla de harina de arroz junto con el vinagre de manzana, para obtener una pasta espesa. Si las grietas son muy profundas, se puede agregar una cucharada de aceite de oliva o aceite de almendras dulces para la pasta. Remoja tus pies durante 20 minutos y luego masajear suavemente con esta pasta. 

El vinagre ayudará a disolver las capas engrosadas de la piel muerta, mientras que la harina de arroz suavemente lijará la capa superior de piel muerta. La miel y el aceite de oliva actúan como humectantes naturales y ayudarán a mantener la piel humectada y esto impedirá aún más grietas.

Baño de pies de miel de abeja

Se echa una taza de miel de abeja en una palangana con agua tibia y se revuelve. Se meten los pies y se dejan por unos20 minutos. Después se sacan y se raspan las partes de piel endurecida y rugosa con una piedra pómez. Se enjuagan los pies y se secan bien.

Hay muchos productos para utilizar y lucir unos pies bonitos, lo importante es dedicarles por lo menos una vez por semana un ratito para mimarnos esos pies que tanto hacen por nosotros. 
Lo ideal es ponerse en manos de una esteticista cada 10 o 15 días para una belleza de pies y con estos cuidados caseros mantener en mejores condiciones nuestros pies. 

Espero que os guste y os de alguna idea, con mis mejores deseos😉

2 comentarios en “Talones agrietados y sus cuidados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s